Porque si de algo disfruto, es del séptimo arte. Esas dos horas y pico inmersa en un mundo ajeno a lo mío, creado por alguien más y llevado a cabo con tal precisión, que si uno lo desea hasta le sienta convincente. Ahí viene la verdadera colgadera cuando te dejas llevar por la historia, más allá de la realidad. Que es el caso de esta persona que le escribe. Es fundamental aclarar que acá no corren sinopsis ni reseñas (si quiere verla, véala), no hay ni de cerca críticas de expertos (apenas una aficionada con una visión sumamente subjetiva), ni seriedad hacia el tema (justamente porque no sé nada del cine). Más bien la idea es comentar todo lo que a uno le germina al terminar de ver una película o bien un tiempo después cuando los mensajes van cayendo de a poco. Bienvenidos.

jueves, 23 de junio de 2011

La Sociedad de los Poetas Muertos...

Director: Peter Weir
Reparto: Robin Williams, Robert Sean Leonard, Ethan Hawke, Josh Charles, Gale Hansen, Dylan Kussman, Allelon Ruggiero, James Watetston.

Año: 1989

En estos momentos es que odio no saber escribir, no quiero arruinar ni siquiera lo que tengo que decir sobre esta película. Y si, para ser una atrevida tengo mucha conciencia…. Pero es que tiene que estar en la lista, y no de forma casual, sino por todo lo que significa.

La vi en este momento, apenas hace media hora que finalizó, y es que me gusta verlas nuevamente antes de escribir aquí, de manera que me queden impregnadas todas esas sensaciones que busco y que ya una vez encontré. Sin lugar a dudas merece ser vista una y otra vez apenas uno comienza a perder en el camino los mensajes, lo mismo sucede con los libros. Tal vez no nos olvidemos de las enseñanzas, pero pasado un tiempo (de acuerdo a cada uno) es necesario fortalecer lo aprendido.

¿Por qué me refiero a enseñanzas y aprendizaje? Porque de esto justamente se trata esta película (y las buenas de verdad), de aprender dentro de la historia y fuera de ella. Si eres lo suficientemente abierto en tu cabeza pero más en tu corazón podes entender que el capitán también te está hablando a vos.

Siempre van a existir barreras y obstáculos entre el ser humano y la búsqueda de sí mismo, en este caso, entre otras, es la institución en la que estudian donde los pilares, que se nombran en repetidas oportunidades: excelencia, disciplina, honor y tradición, no tienen mucho que ver con el pensamiento libre y las ideas propias, con ser honestos a lo que uno siente que le exalta el alma, y menos tiene que ver con el respeto a la vocación y a la pasión. Otros impedimentos que se dan a todo esto son la época en la cual viven, y la constitución de la familia, donde el padre (figura opresora), marca las pautas y programa la vida del hijo, mientras la madre llora en silencio, entendiendo el dolor que le puede ocasionar.

Hoy podemos decir que son otros los causantes de que nos desviemos de eso que nos engrandece, aunque creo que fundamentalmente es porque cada vez nos encargamos menos de nuestras almas, por decirlo con un toque de drama. Importa más llegar a un estado de seguridad y comodidad que a la sensación de libertad. Nunca, y esto es un nunca rotundo, nadie me preguntó en toda mi vida, ni siquiera mis padres ni maestros, que me apasionaba hacer. ¿Se entiende?

Esta película me inspira, me inspira de una forma tan visceral, tan personal que me dan ganas de gritar, de correr, de salir de esta vida generada por preguntas sin respuestas, y encontrar algo que me haga sentir de esa forma… porque no sé aun que puede ser. Veo amigos que lo han logrado, y como luchan día a día por defender sus sueños, cueste lo que cueste, y son mi modelo en este mundo real, que nada tiene que ver con la pantalla. Ellos son los valientes.

En cuanto al suicidio de Niel, supongo que en su cabeza ese significaba su camino a la libertad siendo que le prohibían hacer lo que amaba. Lo que termina demostrando que la intolerancia sumada a la ignorancia de algunos, puede malinterpretar tal situación y hacer responsable a la persona que lo estimulo a ser dignos y valiosos sus días.

Con estos seres vivimos a diario, y nos van quitando los sueños, las alas y la alegría, o al menos eso intentan. Son personas tristes, que tienen miedo de mirar hacia adentro por lo que puedan encontrar. Y te censuran por estar haciendo estas reflexiones, “¿acaso estás loca?”

A ellos les digo: CARPE DIEM… aunque no lo entiendan.

5 comentarios:

Gybby dijo...

Me encanta esta película!!
Oh Capitán, mi Capitán!!
Carpe diem baby!!

Un beso!! :-)

Maya dijo...

Gracias Gybby por tu visita :)

Manuel Carrillo dijo...

Suela las velas y que el viento de tus sueños guie tu camino

Manuel Carrillo dijo...

Suela las velas y que el viento de tus sueños guie tu camino

Manuel Carrillo dijo...

Suela las velas y que el viento de tus sueños guie tu camino