Porque si de algo disfruto, es del séptimo arte. Esas dos horas y pico inmersa en un mundo ajeno a lo mío, creado por alguien más y llevado a cabo con tal precisión, que si uno lo desea hasta le sienta convincente. Ahí viene la verdadera colgadera cuando te dejas llevar por la historia, más allá de la realidad. Que es el caso de esta persona que le escribe. Es fundamental aclarar que acá no corren sinopsis ni reseñas (si quiere verla, véala), no hay ni de cerca críticas de expertos (apenas una aficionada con una visión sumamente subjetiva), ni seriedad hacia el tema (justamente porque no sé nada del cine). Más bien la idea es comentar todo lo que a uno le germina al terminar de ver una película o bien un tiempo después cuando los mensajes van cayendo de a poco. Bienvenidos.

jueves, 14 de julio de 2011

Antes del atardecer...



- Baby, you are gonna miss that plaine...

- I know

2 comentarios:

flamel dijo...

esta película es una de mis preferidas.

Maya:
quería agradecer tu presencia en mi blog, allí contesto a tu comentario.

Besos.

Maya dijo...

Si! verdad que es hermosa? No quise hacer una gran entrada ya que de la primera hablé bastante, pero la verdad es que cada una tiene su identidad. Y en esta última no solo ves el tiempo que pasó y todo lo que no pasó... ves la transformación de aquellos dos jovenes soñadores en adultos que deben conformarse con ciertas cosas. La frustración por un lado, y el intento de mantener todos los pedazos juntos de aquel pasado lleno de futuro, ante la otra persona que en su momento te supo conocer.

Me colgué! seguiría nomás..... pero es tan solo un comentario, jaja. Beso!